lunes, 23 de julio de 2007

De padres a hijos - Notas Preliminares


Esta nota fue, presumiblemente, la primera que analizó las relaciones gráficas entre personajes como Patoruzú y Asterix (años después se hablaría mucho), y lo hizo en forma integral, partiendo primero de un ensayo publicado, que sería luego tema central de lectura y disertación en un Congreso en San Luis y posteriormente comentado en un programa radial debido a la trascendencia alcanzada por su calidad y por la elocuencia de su autor, Felipe Avila, fundador de Rebrote. Por eso creo que vale la pena leer las notas preliminares al ensayo "De Padres a Hijos..." (que ya se ha publicado en este mismo blog) por ser la fuente que se adelantara a tratar un tema directamente relacionado con baluartes de nuestra historieta y que son, a su vez, íconos de nuestra cultura.

Javier Ignacio Rago (Rolkiem)



De Padres a hijos - Notas Preliminares a esta publicación



Foto 1. Primera Página de la nota

Imagen de la página que contiene el comienzo de la nota "De Padres a Hijos: Popeye, Patoruzu y Asterix". Con textos y collage de Felipe Avila



La nota en cuestión fue publicada en 1994 en una revista bancaria de alta tirada, unos 13.000 ejemplares mensuales distribuidos por suscripción en toda la provincia de Bs. As. Y con llegada al directorio del banco y a los funcionarios de la provincia, incluido el gobernador.



Al ser por suscripción su venta, y no por la compra directa en un kiosko, importa poco si en tapa algo llama la atención, la gente la recibe y es de creer que la lee un número elevado por tres, por cada ejemplar suscripto. La revista, “Bancarios del Provincia” (con casi 60 años de trayectoria ininterrumpida) siempre ha llevado algo más que la labor propia del sector: han querido reflejar las actividades e inquietudes de su gente, fuera del saco y la corbata, de lo laboral. Es en ese contexto que yo (que venía diseñando su portada) comienzo a publicar una serie de notas sobre temas que me interesan y –uno presupone- al posible lector. Tenía el aval de su director, Rafael Puig, un licenciado en Humanología de la universidad de Bs. As., carrera que ya no existe y de la que él es uno de los últimos exponentes vivos. Rafael conocía que yo, sin ser escritor, siempre he sido un “narrador” –de ahí que siempre trabaje con imágenes tanto en diseño, como en ilustración o historieta. Y Rafael confió.



Foto 2. Certificado de asistencia al Congreso

Imagen del certificado expedido por el "Congreso de Literatura y Pensamiento Latinoamericano" hacia el año 2000 - América Latina: Una Identidad, una Historia sin fin, realizado en noviembre de 1995, en San Luis



Tanto fue, que la revista recibió en 1995 una invitación para participar en el “Congreso de Pensamiento Latinoamericano hacia el año 2000” a realizarse en San Luis. Y algunos de los colaboradores (yo por incentivo suyo) enviamos algunas notas ya publicadas, para el evento. Yo creía, sin mucha fé que digamos, que seleccionarían algunos artículos y los reimprimirían, a lo sumo en una gacetilla. O algo así. Pero no. Al aceptar algunos trabajos, la organización del evento latinoamericano te adjudicaba una sala para poder uno exponer ante un público atento su trabajo, además de publicarlo ellos como corresponde y de filmar un video con las charlas (del que nunca conseguí copia, pero sólo por un descuido mío). Claro, había lógicas diferencias: para un desconocido escritor como yo, las salas eran para 30 personas sentadas, en otras en cambio, se abarrotaba la gente en auditorios de 200 personas sentadas (o más), para escuchar a uno de los hermanos Parra, llegadito el poeta desde Chile, o a nuestra hoy fallecida poetiza Olga Orozco.



Foto 3. Charla sobre Asterix

Felipe en plena sesión de lectura de su informe sobre Asterix y sus antecesores gráficos



Yo expuse dos trabajos: el ensayo “los Enemigos de la Historia” que cada tanto puede volver a leerse en la web y que forma parte de mi libro “Oesterheld y nuestras invasiones extraterrestres”. Un ensayo que había sido premiado en 1991 con el “Más Allá” que me entregaran en mano Elsa Sánchez de Oesterheld y Adolfo Bioy Casares. Un honor. El otro trabajo presentado al Congreso fue esta nota, “De padres a hijos: Popeye, Patoruzú y Asterix”, que reunió a un curioso y entusiasta público, al punto de ser invitado luego a un programa de radio de San Luis a continuar y ampliar el tema, para una mayor audiencia. Esto ocurrió el 22 de noviembre de 1995, en el programa “Soltando Amarras” donde fui invitado además de para hablar de las similitudes y las interconexiones culturales -esas que delimitan nuestra Identidad-, a un amable diálogo con los conductores del programa y a una mesa debate, donde prevalecía la figura del funcionario venido de Cuba, el señor Hidalgo (gentil, simpático y tan amable como estudioso cabal de la cuestión latinoamericana), Hidalgo hablaba de José Martí, yo hablaba de Patoruzú.



Foto 4. Con gente de prensa

Felipe junto a Jerónimo Castillo, de la prensa de San Luis



Nos mostrábamos publicaciones antiguas con igual y sincera admiración. La charla se prolongó mas de dos horas (hay que ver el ritmo de un programa de radio, con temas que ponía la gente puntana para amalgamar los dos países, temas de la exiliada cubana Gloria Estefan que a don Hidalgo mucha gracia no le causaban (o no le podían causar, públicamente hablando). Pude observar revistas de alta calidad gráfica y vendidas en su país a bajo precio, con revisión de trabajos de Martí, realizadas para alcanzar a un público masivo.



La mesa redonda se transformó pasada la madrugada en la invitación para un asado al otro día, donde la literatura fue dejada del lado por la integración latinoamericana, en su forma más pura, cantando canciones de la Patria Grande, comiendo y bebiendo unos tintos y luego el café, preparado a la cubana por el mismísimo señor Hidalgo, un maestro. Conservo algunas fotos de esos días en el Congreso y una versión en audio del programa, más un par de grabaciones sobre la otra charla, la de "El Eternauta" y Oesterheld. Pero conservo más en el corazón, esa memoria imperfecta pero siempre cálida que es el recuerdo del afecto.



Felipe Ricardo Avila
Javier Ignacio Rago (Rolkiem)
© 2002 Rebrote Ediciones
http://www.rebrote.com/