sábado, 4 de agosto de 2007

Andrés Cascioli y Casco de Acero


Foto 1. Portada de "Casco de Acero Extra"

El soldado, cubierto de armamento y explosivos, y con las manos ocupadas, una con arma de fuego y la otra con combustible , aguarda en tensión el instante preciso del ataque, cubierto por unas frondosas palmeras que lo protegen momentáneamente. Una luminosidad que llena todo el fondo habla al lector de la destrucción y de la muerte, allí, demasiado cerca.



Foto 2. Página de "Risa Bélica"

La composición es ágil, sostenida por diagonales virtuales desde los ejes del bidón que sostiene el soldado, junto con la cara por un lado y la palmera por detrás más la continuación virtual con la bolsa verde por el otro. Sobre esa “X” de la composición, una perfecta anatomía y una estudiada manera de realizar cada arruga del traje, da la cuota de veracidad y realismo necesaria para contar gráficamente el drama. Y hasta se permite el joven artista alguna sutileza, como esas pequeñas hojas de palmera que parecen acariciar –apenas- el casco del guerrero.



Foto 3. Página de "Explosivo Stark"

Debajo está la firma clara y casi, casi, idéntica a las que dibujaría en las décadas posteriores. La firma lo dice todo: “Cascioli”. Un maestro de la caricatura, del pincel y del óleo, en este ejemplo insólito para el gran público: realizando una portada para una revista con mayoría de relatos bélicos. Una de guerra que podría haber sido firmada por un “Ric” (el modo en que firmaba para la revista Top, Ricardo Villagrán, en los setenta) o por el maestro Alfredo De la María. Pero no, esto es anterior. Mucho antes que ellos, ya Andrés Cascioli, el tano, el Maestro de dibujantes, el que sería cofundador de “Satiricón”, el director de la “Chaupinela” y luego de la inolvidable “Humor”, bueno, éste artista, comenzaba a publicar a principios de los sesenta en este tipo de revistas de livic o historieta. Una de guerra, pero ¡¡qué tapas a todo color que realizaba!!



Durante la entrevista a Jorge Claudio Morhain (que aparece íntegra en la revista Cine Portátil N°2, el escritor nos hablaba de sus comienzos para una editorial donde también estaban Cascioli, Blotta y otros talentosos artistas. Veamos estos párrafos:



Foto 4. Notas Ilustradas

Jorge Claudio Morhain: Empecé a publicar en 1960. Empecé a trabajar en la revisa “Gente Joven”, que pertenecía a José Alegre, y en esos momentos la dirigía Cascioli. Eramos todos unos chicos, y entre ellos estaba también Oscar Blotta, que era un chico.
Felipe Avila: El germen de Satiricón estaba allí.
JCM: Claro, claro, yo también estuve al principio de Satiricón haciendo “El Sátiro Virgen”.
FA: ¿El Sátiro Virgen lo hacías vos?
JCM: Lo hacía yo pero no se llegó a publicar.
FA: Lo hacia Blotta con Izquierdo Brown.
JCM: Si, si. Nunca salieron pero, yo los escribí. Era muy amigo de ellos porque empezamos juntos, prácticamente. Editorial Gente Joven publicaba una revista que se llamaba “Dos Campeones”, que era una republicación del “Langostino” y del “Gnomo Pimentón”. Eso ustedes no lo saben. Y además debe ser inhallable...
FA: Hemos visto el personaje en revistas, pero...
JCM: Esa revista republicó todo... Así que Ferro y Blotta padre andaban constantemente ahí.
FA: ¿Cuándo tomaste contacto con el personaje de Cabo Savino?
JCM: En 1971 me habían llamado a Editorial Columba, a instancias de Roberto Giormenti, ex director de la revista Casco de Acero, de José Alegre (Gente Joven, MO.PA.SA, etc.), quien era declarado admirador mío a partir de que Zoppi se copó con algunos guiones que le hice, en especial uno llamado "La Calesita". Giormenti había entrado a trabajar con Antonio Presa, y estaban planeando hacer una revista "más baja" que Fantasía. Es decir, una revista dedicada a un público de inferior cultura que Fantasía, que ocupaba el rango más "bajo" en la editorial. Para esto crearon algunos personajes.



Foto 5. Página de "La Noche de la Bestia"

Roberto Giormenti dibujaba al estilo del Alberto Breccia de Sherlock Time. En el ejemplo que traemos hoy para el análisis puede verse algo de ello, con la historieta “La noche de la bestia”.



Este número es el 4, de la revista “Casco de Acero Extra”, realizada muy en la huella de la producción de Oesterheld, en especial de la “Hora Cero Extra”, con aquellas historias de Ernie Pike, memorables, tanto como las portadas de un inspirado Hugo Pratt.



En Casco de Acero, la portada está a cargo de un joven pero ya talentoso Andrés Cascioli, al que se lo descubre también en los créditos internos como el director de la revista. Y por lo apuntado en la entrevista por Jorge Morhain, también Giormenti lo fue en su momento.



Foto 6. Página de "Sgto. Teddy Bombardón"

Esta Casco de Acero Extra, cuenta con otras particularidades: 68 páginas, ningún dato acerca de la fecha de impresión o edición, que se deduce finalmente es de 1960, por las firmas de algunos de los dibujantes. El equipo que la coproducía estaba compuesto además de Andrés L. Cascioli y Roberto Giormenti por Oscar Blotta (que firmaba como “Koblo”), M. L. Matejka (notable ilustrador), L. Grezdo (muy parecido su trazo al del primitivo e incipiente Durañona), Hernández y A. C. Buich (¿?) en guiones, A. Fernández, Martínez , M. Wieryszho y el excelente César Spadari (que años después dirigirá Top!) mostrando aquí un vigoroso trazo, que buscaba independizarse de las influencias de Frontera.



Foto 7. Página de "Misión de Rescate"

Lo más curioso de todo: Que notables ilustradores como Matejka Y Cascioli abordaran juntos la realización de una historieta, que ésta fuera tan alejada de los estilos propios que ya manejaban a la perfección (puede verse en los ejemplos adjuntos: la tapa de Cascioli y la historieta-nota ilustrada por Matejka a favor de la paz, muy en la línea de influencia humanística de Oesterheld). “Misión de rescate” se llama la historieta escrita por Hernández con dibujos de la dupla Matejka-Cascioli. El manierismo del trazo resultante, muy “a lo Pratt” nos habla con dos voces: una, la de la necesidad de hacer algo que vendía entonces (el estilo del otro tano, el maravilloso Pratt), y por el otro, la influencia y la admiración de esos jóvenes dibujantes hacia el gran Hugo. ¿O nos equivocamos en la apreciación?



Foto 8. Indice de "Casco de Acero Extra"

Casco de Acero muestra claramente algo más: la necesidad de hacer publicaciones populares, que vendan y que a la vez le faciliten el acceso a jóvenes (por entonces) en formación, futuros grandes profesionales. Algo que hoy en día nos hace mucha falta: revistas, donde practicar y pulir el trazo, y también la escritura, y aquella otra vocación, la de ilustrador. Revistas, como un grito en serie, repetido. Publicaciones donde desarrollar relatos propios, revistas, más revistas. Muchas más.



Felipe Ricardo Avila
© 2002 Rebrote Ediciones
http://www.rebrote.com/

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Alguien sabe cómo contactarse con Cascioli? Tiene su página, sí, pero el link de contactos no funciona

Aldo dijo...

Por cierto, olvidé felicuitarte por los hallazgos de tu blog, y de felicitarme por el hallazgo de esta página.
Alguien sabe cómo contactarse con Cascioli? Tiene su página, sí, pero el link de contactos no funciona.